Como limpiar una persiana

Para mantener las persianas en buen estado, es necesario limpiarlas ya que ellas la suciedad del interior y del exterior, como el humo de los coches, el vapor de la cocina, hasta los pequeños insectos buscan espacios como estos para refugiarse, entre otros elementos que se acumulan con fácilmente por estar ubicadas en las ventanas de la vivienda, local u oficina y con el paso de los días se desgastan es complicado realizarle la limpieza adecuada cuando ya estén manchadas y dañadas por no tener un limpieza periódica.

En este espacio te presentamos cómo debes realizar la limpieza de las persianas y estas permanezcan siempre en buen estado y formen parte de los elementos de tu vivienda o local.

  1. La limpieza periódica es importante por razones de cuidado e higiene, tanto del espacio de la vivienda como de las persianas. Es importante que, si mantienes tus espacios limpios, tus persianas no acumularan la suciedad. Se recomienda limpiar regularmente las persianas cada 15 días y una limpieza profunda cada 6 meses.
  2. Recuerda limpiar las persianas en la parte que da al interior de la vivienda, se ensucia con facilidad por los elementos que se encuentran dentro de ella, también en la parte que da al exterior, ya que se encuentra expuesta al sol, la contaminación de la calle, y no podemos olvidar limpiar la caja de la persiana, aunque esta no se encuentra muy visible se le debe realizar su limpieza porque en ella se acumulan suciedad, insectos y tiende a mancharse.
  3. Utilizar los productos de limpieza adecuados para limpiar las persianas. Aunque por lo general se lavan con jabón y agua, también debes tomar en cuenta el material con que está elaborada la persiana. En este cuadro les presentamos los productos de limpieza a utilizar según el material de la persiana:
Tipo de Persiana Producto de Limpieza Recomendaciones
De madera Producto de limpieza de parquet y un trapo. -Utilizar poca agua.

-Secar las lamas con trapo.

De PVC / Plástico Agua, jabón y amoniaco. -Cuando la suciedad es difícil de extraer, puedes usar desengrasantes.
De metal Trapo seco, plumero y alcohol sanitario. -Sacar el polvo con el plumero y luego con el trapo impregnado de alcohol limpiar las lamas de la persiana.
  1. Se debe limpiar las lamas tanto en la parte posterior como la parte anterior de cada una de las lamas. Recuerda utilizar un cepillo o plumero atrapa polvo con un alargador para así limpiar la parte exterior que es más complicada y requiere que tener mucho cuidado ya que tienen a dañarse la persiana. Para limpiar la parte interior, solo se baja completamente la persiana y cerrarla para realizar una limpieza completa.
  2. Para limpiar la caja de la persiana, utiliza la aspiradora para así limpiar los espacios difíciles de acceder; la correa o cinta se debe limpiar frotando con un poco de jabón y una esponja y, el cajetín, no olvides aspirar para eliminar su interior y así eliminar la suciedad atrapada para luego con un producto de limpieza apropiado.

Cuando se realice la limpieza profunda de la persiana, recuerda que debes desmontarla y sigue los siguientes pasos:

  1. Abre el tambor de la persiana, para luego con ayuda de las herramientas necesarias proceder al retiro del cajón, desenrollar y extraer la persiana.
  2. Extender la persiana en un lugar cómodo y amplio para limpiar una a una las lamas de la persiana. Recuerda limpiar las ranuras de la persiana porque en ella se acumula la suciedad a diferencia de los espacios visibles de la persiana.
  3. Secar con un trapo seco la persiana. Una vez que la persiana se encuentre seca completamente, se procede al enrollado y armado de la persiana. Este paso se debe realizar de manera meticulosa para no tener complicaciones en el funcionamiento de la persiana.

Con este tipo de limpieza es más profunda, ya que se lava y se limpia cada una de las partes de la persiana.